Flywheel herramienta de MKT digital que deja atrás al Funnel

Sthefany MartinezConversionesconvertir, embudo de ventas, Flywheel, Funnel

Flywheel es la nueva herramienta del marketing digital que deja atrás al embudo de ventas.


¡Adopta el Flywheel en tu estrategia digital para convertir más!

Es primordial hoy en día hacernos de todas las herramientas y técnicas de venta que optimicen nuestro trabajo, agilicen procesos y den resultados deseados alcanzando las metas a las que aspiramos apoyándonos de todos los insumos que el marketing digital brinda para hacerlo posible.

El embudo de ventas es parte de la historia pasada del marketing digital y va de salida…

Los marketeros digitales tuvimos la necesidad de llevar a otro nivel el camino hacia la compra con una nueva forma versátil que diera pie a la fluidez y acción para llevar nuestro mensaje a un mayor número de clientes potenciales sin descartar a ninguno en el proceso.

A continuación vamos a estudiar el Flywheel y su repercusión en el Inbound Marketing.


Hola me llamo Flywheel y te haré atraer, interactuar y deleitar.

El Flywheel es un gráfico cíclico-circular que representa el proceso de venta donde el consumidor va avanzando y creciendo en el proceso giratorio del círculo donde aumenta su madurez en dicho y va convirtiéndose en un concepto importante para la marca, no solo como comprador, sino, como eje central de todas las acciones que nutran esa madurez.

Con ello lo que se consigue es un acompañamiento y un retorno en el ciclo de ventas que se acompaña de empatía a fin de crear no un consumidor sino un embajador de nuestra marca.

Siempre presente, siempre en el centro.

En el proceso de maduración que no va de realizar bloques con pasos y etapas donde algunos prototipos convierten y otros no se avanza continuamente en un tres conceptos sencillos y permanentes:

El deseo por el producto o servicio y la necesidad o beneficio de obtenerlo, la atracción, osea, lo que nos haga preferirlo o llame la atención y el enganche, es decir, su fidelización que va a crear clientes no solo más maduros al comprar, sino fijos y compenetrados en la marca ya que el acompañamiento va en pos a ello.

El Flywheel que ofrece una representación circular del proceso de ventas y describe cómo el consumidor va avanzando y creciendo en el proceso.

 

Un buen ejemplo de ello sería el trabajar con influencers.

Al trabajar de la mano con ellos primero los deleitas con información, das un insumo, un beneficio, haces que su deseo o ganas de obtener algo para cubrir una necesidad sea en cierta medida suplida a modo de agradar.

Segundo, atraes con contenido de valor con una persona que pueda avalar la calidad de tu producto.

Les conectas y presentas tus beneficios, de último enganchas con una promoción o descuento siempre ayudado por un embajador de marca que invite a la fidelización.

Así es como se juntan los conceptos de deseo, atracción y evangelización para llegar a conseguir el corazón de nuestros clientes.


El genio tras la idea: Brian Halligan


El actual CEO de Hubspot Brian Halligan dió a conocer el año pasado esta nueva técnica en el Hubspot’s Inbound Conference realizada en septiembre en la ciudad de Boston.

Su entusiasmo contagió a todos oyentes y se le veía como un afortunado niño con juguete nuevo.

Y no es de menos, el presentar al mundo una nueva forma de conectar con el cliente y hacerlo parte del ciclo de venta marca un antes y después en la forma de hacer conversiones.

Marca una revolución en la forma de abordar al cliente, no como un lead más echado al bolsillo, sino, como el eje central de todo el ejercicio ejecutado para llegar al fin; la compra.

Con su visto bueno, el Flywheel será el modelo de evolución de ventas en muchas plataformas, sobre todo, en las más experimentales o que requieran mayor movimiento para despegar como las plataformas que generan ingresos pasivos.

Por ejemplo los vendedores de cursos online:

Ellos deleitan dando un poco de conocimiento y contenido en You Tube y de ese modo nos acercan a su servicio, atraen, y al final se da la compra.

El proceso va madurando desde la visita a tutoriales, luego pasa por la adquisición de cursos, de dichos cursos a certificados y de certificados a webinars donde nos comentan lo nuevo que traen para sus seguidores ya alcanzados.



Customer Centricity y el Inbound Marketing

El concepto de Customer Centricity está cobrando cada vez mayor protagonismo tanto en empresas de servicio como en marcas.

El Inbound Marketing dió  pie a su posicionamiento, pasamos de la era de la publicidad masiva a la de nichos segmentados donde nos centramos en atraer con contenido de valor al usuario y convertirle en cliente.

Para atraer y ser buscados en vez de bombardear al consumo persiguiendo sin ser de utilidad práctica, se debe ayudar al usuario a resolverse, esa es la clave.

El consumidor debe ser en el futuro el centro de la experiencia de compra, se le debe hacer participar del proceso como eje central.

 


Customer Centricity nos da una estrategia cuyo objetivo primordial es alinear la conceptualización, desarrollo y comercialización de los productos y servicios de una empresa con las necesidades y deseos del cliente.


Esta estrategia de Marketing Digital busca fidelizar al cliente para que se convierta en embajador, seguidor o usuario desde el contacto con la experiencia de marca otorgándole sus beneficios a largo plazo.

 


Más información en: Inbound Marketing VS Outbound Marketing en la publicidad.

La diferencia del Flywheel con el Embudo de Ventas es que este último va a descartando posibles clientes en el proceso y su serie de pasos no es tan cíclica o continua, en el embudo el lead se hace una cantidad, compra, da ganancias y tal vez retorne.


El consumidor en el embudo de ventas es el último resultado que se logra a partir de las acciones de marketing, en cambio, en el Flywheel es lo que va en el centro de todo, en todo momento.


De triángulos invertidos llenos de secuencias y acciones hasta llegar hacia la parte más baja de dicho esperando con paciencia el momento culminante donde los prospectos de clientes se convierten con mucho trabajo en leads.

Y así es como pasamos de ello a una representación circular donde el consumidor va adentro, en el centro, va avanzando y creciendo en el mismo proceso de venta y sin tanta vuelta…

En dicha dinámica el deseo, la interacción, la atracción y el enganche van a ser la constante en el recién concebido ciclo de venta.

Al Flywheel se le incorpora en la estrategia de marketing o en la metodología inbound de la siguiente manera:

Se determina donde están la audiencias deseadas con el apoyo de un estudio buyer, se prioriza en la interacción, participación y se abren las oportunidades o vías de contacto con el contenido online para usarlo como imán.

Es en ese punto donde se detectan los potenciales clientes quienes avanzan en un flujo continuo para convertirse en leads.

En el caso de haber un freno en el recorrido hacia la venta la función del Flywheel es determinar dónde es que sucede dicha traba, que es lo que evita el flujo que interviene en las acciones que necesitamos se ejecuten para lograr los objetivos del proceso.

Es interesante analizar porque un lead no continua en el flujo, cuando lo tienes claro propones acciones y estrategias para que ningún lead sea desechado y quede atrás, al contrario, haces que este vuelva al ciclo y siga perseverando en el proceso…

A partir de ahí lo que se espera es acelerar el proceso a medida que el flujo continúe y el ciclo de atracción-venta sea completado por todos.

Por otro lado, en el embudo de ventas si un lead se detenía simple ya sencillamente no era parte del público objetivo neto, dejándolo de lado nos centrábamos en los leads que continuaban en el proceso haciendo bajar a los que sí tenían calidad, ósea, estaba en la parte baja del proceso bofu, tufu mofu.

El Flywheel contextualiza la relación con el cliente y con ello la estrategia se alinea alrededor del crecimiento de la experiencia del mismo.

Se debe recalcar que el análisis de los indicadores clave de rendimiento (KPI ́S) se vuelve más eficiente y puntual.


Todos los puntos que giran a favor alrededor del Flywheel consiguen darle fuerza en el ciclo generando leads cualificados consiguiendo experiencia, fidelización, evangelización y sobre todo crecimiento en ventas. 💵💲


Y tú qué prefieres ¿triángulos invertidos con tope o círculos que giran hasta el infinito?

Okey, tanto de forma como de fondo el Flywheel parece tomar ventaja….

El representar en ciclos infinitos una dinámica de acompañamiento con el cliente resulta muy práctico y nos hace subrayar el énfasis en el usuario como comienzo, fin y continuación de todo.


Y hablando de nuevas tendencias para convertir y vender en Marketing Digital te invitamos a echar un vistazo al Bucle de Os para que saques partido a todas las herramientas de innovación recientes y te quedes con la que más te convenga y guste.



¿Será que el Flywheel se posicionará este 2019 como el protagonista de la escena marketera?

¿Te animarías a convertir con Flywheel o te quedarás con el embudo de ventas tradicional donde ya has probado suerte y te sientes cómodo?…

Cuéntanos con cuál te quedas y si ya probaste el  Flywheel dinos que tal te fué en la caja de comentarios.

Para más información en términos de Inbound Marketing y estrategia digital te invitamos a conocer lo más reciente de este tema dando click AQUÍ.